02x28 | ¿La pandemia nos obligará a crear nuevas rutinas cuando se controle de forma definitiva?

Ir de compras ya no es una rutina tan habitual. Según un estudio publicado por ShopperTrak, los datos de afluencia en centros comerciales son muy bajos en 2020 -podíamos intuirlo- aunque no conocíamos la realidad cuantitativa hasta ahora. En este podcast escucharán la realidad de las cifras, mes a mes, de febrero a septiembre de 2020, tan reveladoras como agravantes para los sectores inmersos desde el comercio hasta la restauración.

Esta semana pusieron en la segunda cadena de la televisión pública un película clásica que todo el mundo deberíamos al menos ver una vez en la vida , "Matar a un ruiseñor" basada en la obra de Harper Lee (1960) y llevada a los cines 2 años después de su publicación por Robert Mulligan y de forma triunfal. En el libro, además de denunciar ciertos prejuicios de la época, también se explicitaba la frase que da lugar a su título.

Los pájaros "ruiseñor" cantan y no crean ningún tipo de daño a la especie humana y por ello es moralmente injusto el deshacerse de ellos por la fuerza. Si tuviéramos que trasladar esta alegoría al mundo del comercio, los centros comerciales posiblemente sean el lugar dónde se "maten a más ruiseñores de forma económica" por metro cúbico por culpa de la crisis sanitaria ya que es dónde conviven varios tipos de establecimientos. Y todos han sufrido las consecuencias en un porcentaje de pérdidas sin precedentes. La visita a centros comerciales cayeron desde el 20% en septiembre -el índice menos incidente- al 89% en abril de este año. Datos que pueden ser también malos en los próximos meses. Quizás muchos no han visto el gran film que hizo ganar un Óscar a Gregory Peck, ¡Corran a verla! Y entenderán cierta comparación. Y no incito a asistir masivamente a comprar en estos centros sino más bien, intento pregonar una reflexión : el comercio necesita ayuda o por lo menos que no se le siga disparando en forma de impuestos porque en cualquier momento no sólo el "ruiseñor" se hiere - que ya lo está- sino algo peor, que se quede sin actividad vital y cierren definitivamente. Si, a la restricción de movilidad si hiciese falta pero no, a subir impuestos y no subvencionar a los comercios más perjudicados por lo menos hasta que se estabilice la crisis. 

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *