El auge de la compra de muebles por si acaso nos recluimos nuevamente

Las estadísticas hablan y es una referencia para conocer nuestros hábitos actuales. Entre las conclusiones más significativas sobre la pandemia, los españoles experimentan la necesidad de mayor espacio y estar cómodos con sus elementos del hogar por si se aguarda un nuevo confinamiento. Ya en muchos municipios están viviendo con esa realidad. La idea es clara, no hay escatimar en recursos para habilitar un hogar más acomodado.

Muchas de las tiendas de muebles están vendiendo más en esta etapa post-confinamiento. Adaptar una mesa de escritorio para el teletrabajo en casa ha sido el quehacer más usado en los últimos meses. Además hemos necesitado un portátil, ratón, mueble de libros, impresora y  sillas entre otros. Amén de la consciencia unánime para estar más tiempo en familia y la decisión de un replanteamiento total de los muebles del hogar que tenemos a nuestra disposición. Los más maniáticos prefieren cambiar hasta el último detalle. Y es que el futuro a corto tiene muchas posibilidades de que requiera reclusión. Quizás sea el momento de no dudar cuando algo no nos sea útil y lo mejor sea venderlo o donarlo, pueden servir a otro. Desde hace pocas semanas se confinan varios municipios que sobrepasan los más de 500 contagios (en 14 días) sobre 100.000 habitantes. La cuestión es que se vayan sumando más lugares a medida que el otoño sea más evidente. Es el momento quizás de no conformarse para llegar al confort. 

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *